Tu salud oral puede decir cómo está tu cuerpo

La salud oral hace referencia no solamente a tus encías, dientes o boca, también tiene una estrecha relación con tu organismo y salud general.

Es muy frecuente que las personas den por sentado que los aspectos relacionados a la salud oral como las encías, dientes y boca, normalmente se encuentren saludables, gracias a un buen cepillado dental. Sin embargo, esto hace que las personas no acudan regularmente al odontólogo.

El cuidado de la salud oral y una buena higiene oral, no solo previene las enfermedades periodontales, la pérdida de dientes, las caries o cualquier otra molestia que impide hablar, masticar o sonreír de forma correcta, también es capaz de prevenir otras enfermedades que pueden afectar nuestro cuerpo.

Muchas personas no tienen en cuenta que la salud oral está muy relacionada con la salud general, ya que hay algunas enfermedades sistémicas que tienen manifestaciones en la cavidad oral.  

Por ejemplo, las personas que cuenten con un sistema inmunológico débil podrán reflejar en su boca mayores niveles de infección por la acumulación de bacterias, igualmente, algunas enfermedades vasculares y gastrointestinales pueden afectar gravemente la salud oral.

Asimismo, una atención bucodental adecuada y oportuna puede identificar síntomas asociados a  problemas renales, enfermedades respiratorias y cardiovasculares, incluso, trastornos digestivos y anorexia.

Un buen control odontológico también ayuda a controlar las manifestaciones en boca ocasionadas por enfermedades como la diabetes, normalmente, las personas que sufren esta enfermedad suelen sufrir de encías inflamadas e infectadas, lo que puede ocasionar la pérdida de dientes.

Incluso, el mal aliento tiene mucha relación con las enfermedades renales, si los riñones no están funcionando de la mejor manera se puede liberar derivados de una mala descomposición de proteínas, dejando un sabor desagradable en la boca.

Finalmente, las personas que padecen una enfermedad en las encías están propensas a sufrir enfermedades cardiovasculares, que pueden llegar desde afecciones cardiacas hasta posibles derrames cerebrales.

Por esta razón, es importante identificar estos problemas a través de chequeos o citas regulares, para que sean diagnosticadas y tratadas a tiempo, porque la salud oral es mucho más que tener solo unos dientes sanos.