¿A qué edad mi hijo puede iniciar la ortodoncia?

La salud oral de los más pequeños es uno de los problemas que más preocupa a los padres.
 
Uno de los temas que preocupa a la mayoría de padres es la sonrisa de los más pequeños de la casa, porque es muy importante que crezcan con una sonrisa alineada sin sufrir complicaciones bucales.
 
Sin embargo, en este proceso se presentan algunos errores, por ejemplo, algunos padres piensan que sus hijos deben ir a una clínica odontológica después de sustituir los dientes de leche por los dientes definitivos.
 
Pero antes de preocuparse por la ortodoncia, los padres deben estar muy atentos a otras recomendaciones que se presentan durante el proceso.
 
Por ejemplo, entre los 6 meses y los 3 años aproximadamente, los más pequeños completan los dientes de leche, pero es posible que tengan hábitos no recomendables para su salud oral como chupar dedo o el excesivo consumo de dulces. Es muy importante comenzar a asistir al odontopediatra desde la aparición del primer diente, de esta manera tanto padres como cuidadores pueden recibir recomendaciones de cómo cuidar adecuadamente la dentición temporal.

Alrededor de los 6 años empiezan a salir los primeros dientes permanentes, es importante enseñarles desde muy pequeños los pasos y recomendaciones de un buen cepillado dental, para evitar que estos dientes sufran de caries.

Es indispensable ir a consultas con el odontólogo cada 6 meses como mínimo, pues durante esta etapa la dentición de los niños cambia constantemente, y es en estos momentos, en que el especialista determina en qué dientes poner sellantes como tratamiento preventivo.

Adicionalmente estas consultas periódicas permiten identificar y prevenir alguna maloclusión provocada por malos hábitos o sencillamente cuestión genética.
 
Una vez terminen de sustituirse los dientes de leche por los definitivos, muy seguramente el odonto-pediatra recomendará el tratamiento de ortodoncia, aunque no hay una edad definitiva en la que esto pueda suceder, normalmente se sitúa entre los 10 y los 13 años.
 
En ese momento, será clave el papel de los padres para que sus hijos mantengan una buena higiene oral y que sean muy juiciosos con los respectivos controles, además, es la edad ideal para iniciar tratamientos interceptivos y/o correctivos de maloclusiones dentales.

Finalmente, si tu hijo presenta cualquier dolor o molestia en sus dientes, llévalo de manera inmediata a una consulta odontológica, además, recuerda que en Sonría tenemos el servicio ideal para que los más pequeños cuiden su salud oral con Sonría Kids, donde contamos con los mejores odonto-pediatras para que tu hijo viva una experiencia única.

Volver